4 acciones que realizo para inspirarme antes de diseñar

Cuando se trata de realizar una actividad creativa no es raro que se nos presente algún bloqueo de vez en cuando. Por eso, acá te cuento mis cinco trucos para desbloquearme e inspirarme antes de arrancar un diseño.

Nro 1: Desglozar las tareas en pequeñas acciones:

Esto te va a parecer una acción re pava pero la verdad es una de las que más me ayudan a la hora de arrancar cualquier actividad. Desde el colegio que vengo usando esta técnica de forma natural pero hasta hace no mucho tiempo que me di cuenta lo importante que era. Por eso, quiero compartirtela.

A veces cuando pienso en crear una nueva marca por ejemplo, puedo tener algún bloqueo y no sé por dónde arrancar. Entonces en vez de pensar en “Tengo que crear un logotipo” y arrancar a bocetar sin ningún rumbo, lo que hago es dividir esa tarea general en mini acciones. Por ejemplo una buena lista desglosada podría ser:

  • Planificar palabras claves como disparadores de conceptos
  • Buscar ejemplos de iconos en Behance,
  • Elegir tipografías sans serif para el logotipo,
  • Analizar tipografías para la bajada
  • Hacer 10 bocetos en papel
  • Combinar una de las tipografías sans serif del logo con una para la bajada

Y así sucesivamente. Entonces en vez de pensar en una sola gran tarea, armo mini acciones que me ayuden a ir probando cosas y avanzando de a poco. Además la sensación de ir tachando me motiva a seguir a un ritmo constante y cuando me quiero dar cuenta ya estoy super encaminada en el proyecto.

Nro 2: Buscar referencias en Pinterest y Behance

Buscar referencias siempre fue el primer paso que nos hacían hacer en la Facultad antes de empezar un ejercicio. Al principio me parecía algo sin sentido y bastante molesto pero con el tiempo entendí la importancia de hacer esta actividad antes de comenzar cualquier proyecto.

El objetivo de esta búsqueda no solo es que nos sirva de referencia para ver otros artistas e inspirarnos si no también para hacer un reconocimiento y descartar aquellas ideas que nos parecían geniales pero que ahora nos damos cuenta que ya están agotadas y no son tan interesantes como creíamos. Esto nos obliga a seguir pensando y buscar esa vuelta de tuerca que haga nuestro diseño original.

Para hacer esta búsqueda yo siempre utilizo Pinterest y Behance.

Nro 3: Crear un moodboard en Pinterest

Combinado con el punto anterior, creo que este es tip es un infaltable en cualquier proceso de diseño que arranco para mis clientes. El moodboard es un tablero inspiracional que me ayuda a ver de un pantallaso el estilo al que tengo que apuntar para empezar a diseñar. El sistema consiste en crear un tablero en Pinterest (podés hacerlo secreto si no querés que tus seguidores lo vean) y dividirlo en categorías mediante los subtableros.

Las secciones que armo son:

  • Cliente ideal: Acá guardo imágenes que describan a mi cliente ideal. ¿Qué ropa usa?, ¿Qué libros lee?, ¿Cómo sería su habitación, su escritorio, la entrada de su casa?, ¿Qué accesorios usa? y un sin fin de cosas más que me ayuden a ver en forma de imágenes como es su vida y sus intereses.
  • Sensaciones: En este subtablero guardo imágenes que reflejen las sensaciones que me gustaría transmitirle a mi cliente. Elijo fotos que tengan colores, formas, cosas, personas con las que asocio mi marca. Así como hice con el cliente ideal, este subtablero me ayuda a identificar de forma visual como es la personalidad de mi propia marca.
  • Recursos gráficos: En este último apartado, guardo recursos, tipografías, paletas, estructuras, sitios webs, piezas gráficas, tramas, texturas etc. La idea es que me ayude a encontrar nuevos recursos que me inspiren para desarrollar una identidad de marca fuerte y que esté alineada con los otros dos tableros.

Con estas divisiones, logro tener en un solo lugar una guía gráfica para identificar recursos y objetivos que me ayuden a crear una identidad acorde a los valores y el mensaje que necesito comunicar.

Nro 4: Bocetar en papel combinaciones de letras y símbolos

El viejo truco del lápiz y papel nunca falla. Antes de empezar a probar en la compu, siempre agarro un cuaderno (por lo general, cuadriculado) y empiezo a hacer bocetos a mano. Para eso comienzo a combinar letras y símbolos del nombre o del concepto elegido para la marca. También suelo probar con distintas herramientas. Siempre arranco con un lápiz pero muchas veces paso a probar con marcadores, plumones, acuarelas, etc. A veces los resultados sorprenden muchísimo. Una vez que tengo varias hojas de pruebas hechas paso mis preferidas a la compu para digitalizarlas.

La combinación de estas acciones me permite inspirarme y tener un foco claro antes de sentarme a diseñar. Por lo general, en cada proceso que arranco suelo actividades en el mismo orden que te acabo de describir. Pero vos te invito a que vayas probando la que más te llame la atención.

¿Ya probaste alguna? ¿Cuál te llama más la atención? ¡Contame en los comentarios!

Recursos para marcas conscientes

¡Quiero ayudarte a mejorar el diseño de tu marca!

Sumate a mi comunidad y recibí en tu email mis mejores consejos para ayudarte a potenciar tu emprendimiento.

(Psst, con la suscripción accedés a contenido exclusivo para marcas conscientes.)

¡Ya estás dentro! ¡Gracias por formar parte de esta comunidad!

By | 2018-04-17T15:44:04+00:00 abril 17th, 2018|Branding, Consejos, Mi camino|

Deja un comentario