Ecobranding: Qué es y por qué deberías aplicarlo en tu marca

Ecobranding: Qué es y por qué deberías aplicarlo en tu marca

Por suerte, o mejor dicho, gracias al trabajo y la difusión de muchas personas, la importancia sobre el cuidado del medio ambiente es cada vez más evidente. Los recursos del planeta son limitados y ser conscientes de su cuidado es responsabilidad de todos. Y esto incluye a las marcas.

Por eso, está surgiendo una nueva tendencia en el diseño que pone el foco en analizar y reducir los recursos que consume un negocio cada vez que quiere promocionarse: el ecobranding. Esta nueva corriente fue iniciada por el diseñador Sylvain Boyer y su enfoque principal se basa en el impacto que puede tener la reproducción masiva de los logos.


Si bien podríamos creer que imprimir nuestro logo una vez no genera grandes diferencias, al hacerlo masivo puede tener impactos sorprendentes y completamente evitables para el planeta.

Si no, pensemos únicamente en la cantidad de tinta y soportes que debe gastar Coca Cola cada vez que imprime su logo en las botellas. Ni hablar si consideramos todas sus campañas de marketing: ¿En cuántos millones de folletos, tarjetas, publicidades en revistas, carteles en la vía pública, stickers, remeras y un sin fin de etcéteras habrá dejado su marca, Coca Cola hasta el momento?. ¿Cuántos recursos se podrían haber ahorrado si desde un principio hubieran tenido un logo – y una apertura de marca completa si vamos al caso – pensados exclusivamente para evitar el mayor impacto ambiental posible?

Bajo este pensamiento, Sylvain comenzó un proyecto para probar cómo se verían las grandes marcas si optimizaran sus diseños apuntando a reducir la mayor cantidad de tinta posible y sin perder el reconocimiento de sus logos. Acá van algunos ejemplos:

Ahora bien aunque no todos los negocios aspiran a tener la producción masiva de Coca Cola, aún así, tener en cuenta un diseño más sustentable puede significar tres grandes beneficios:

9

Ahorro económico

Reducir el consumo de tinta y elegir el soporte conscientemente, puede representar un ahorro significativo. Solo es cuestión de ver los porcentajes probados en los logos de Boyer e imaginar que pasaría si eso se expandiera al resto del diseño de la marca.

9

Valor estético

Si vemos los ejemplos de Sylvain, es evidente que el hecho de tener un diseño más sustentable no quiere decir que perdamos en atractivo visual. Es más, algunos de los diseños nuevos me parecen mucho más interesantes que sus versiones originales. (Cof cof, teléfono para Fedex).

Si no, mirá este otro ejemplo.

Citeo es una marca que decidió renovarse en pos de tener una estética más sustentable y decidió ir por un ecobranding. A mi parecer el rediseño, ¡le vino genial! No solo tiene un mejor reconocimiento de marca si no que el logo quedó más elegante y original que el anterior. ¿No te parece?
9

Respiro para el planeta

Claramente este es un beneficio que no se puede obviar. Si podemos aportar nuestro granito de arena para hacer un mundo más respetuoso, ¿por qué no hacerlo, no? Además, no olvidemos que este es un valor muy apreciado por los consumidores. Las marcas que no tengan en cuenta la sustentabilidad, inevitablemente, están destinadas a morir.

Ahora, me encantaría saber tu opinión…

¿Te parece importante que las marcas comiencen a tener en cuenta el ecobranding? ¿Te gustaría tener un logo que aplique estos conceptos?

4 acciones que realizo para inspirarme antes de diseñar

4 acciones que realizo para inspirarme antes de diseñar

Cuando se trata de realizar una actividad creativa no es raro que se nos presente algún bloqueo de vez en cuando. Por eso, acá te cuento mis cinco trucos para desbloquearme e inspirarme antes de arrancar un diseño.

Nro 1: Desglozar las tareas en pequeñas acciones:

Esto te va a parecer una acción re pava pero la verdad es una de las que más me ayudan a la hora de arrancar cualquier actividad. Desde el colegio que vengo usando esta técnica de forma natural pero hasta hace no mucho tiempo que me di cuenta lo importante que era. Por eso, quiero compartirtela.

A veces cuando pienso en crear una nueva marca por ejemplo, puedo tener algún bloqueo y no sé por dónde arrancar. Entonces en vez de pensar en “Tengo que crear un logotipo” y arrancar a bocetar sin ningún rumbo, lo que hago es dividir esa tarea general en mini acciones. Por ejemplo una buena lista desglosada podría ser:

9

Planificar palabras claves como disparadores de conceptos

9
Buscar ejemplos de íconos en Behance
9
Elegir tipografías sans serif para el logotipo
9
Analizar tipografías para la bajada
9
Hacer 10 bocetos en papel
9
Combinar una de las tipografías sans serif del logo con una para la bajada
Y así sucesivamente. Entonces en vez de pensar en una sola gran tarea, armo mini acciones que me ayuden a ir probando cosas y avanzando de a poco. Además la sensación de ir tachando me motiva a seguir a un ritmo constante y cuando me quiero dar cuenta ya estoy super encaminada en el proyecto.

Nro 2: Buscar referencias en Pinterest y Behance

Buscar referencias siempre fue el primer paso que nos hacían hacer en la Facultad antes de empezar un ejercicio. Al principio me parecía algo sin sentido y bastante molesto pero con el tiempo entendí la importancia de hacer esta actividad antes de comenzar cualquier proyecto.

El objetivo de esta búsqueda no solo es que nos sirva de referencia para ver otros artistas e inspirarnos si no también para hacer un reconocimiento y descartar aquellas ideas que nos parecían geniales pero que ahora nos damos cuenta que ya están agotadas y no son tan interesantes como creíamos. Esto nos obliga a seguir pensando y buscar esa vuelta de tuerca que haga nuestro diseño original.

Para hacer esta búsqueda yo siempre utilizo Pinterest y Behance.

Nro 3: Crear un moodboard en Pinterest

Combinado con el punto anterior, creo que este es tip es un infaltable en cualquier proceso de diseño que arranco para mis clientes. El moodboard es un tablero inspiracional que me ayuda a ver de un pantallaso el estilo al que tengo que apuntar para empezar a diseñar. El sistema consiste en crear un tablero en Pinterest (podés hacerlo secreto si no querés que tus seguidores lo vean) y dividirlo en categorías mediante los subtableros.

Las secciones que armo son:

9

Cliente ideal

Acá guardo imágenes que describan a mi cliente ideal. ¿Qué ropa usa?, ¿Qué libros lee?, ¿Cómo sería su habitación, su escritorio, la entrada de su casa?, ¿Qué accesorios usa? y un sin fin de cosas más que me ayuden a ver en forma de imágenes como es su vida y sus intereses.
9

Sensaciones

En este subtablero guardo imágenes que reflejen las sensaciones que me gustaría transmitirle a mi cliente. Elijo fotos que tengan colores, formas, cosas, personas con las que asocio mi marca. Así como hice con el cliente ideal, este subtablero me ayuda a identificar de forma visual como es la personalidad de mi propia marca.
9

Recursos gráficos

En este último apartado, guardo recursos, tipografías, paletas, estructuras, sitios webs, piezas gráficas, tramas, texturas etc. La idea es que me ayude a encontrar nuevos recursos que me inspiren para desarrollar una identidad de marca fuerte y que esté alineada con los otros dos tableros.
Con estas divisiones, logro tener en un solo lugar una guía gráfica para identificar recursos y objetivos que me ayuden a crear una identidad acorde a los valores y el mensaje que necesito comunicar.

Nro 4: Bocetar en papel combinaciones de letras y símbolos

El viejo truco del lápiz y papel nunca falla. Antes de empezar a probar en la compu, siempre agarro un cuaderno (por lo general, cuadriculado) y empiezo a hacer bocetos a mano. Para eso comienzo a combinar letras y símbolos del nombre o del concepto elegido para la marca. También suelo probar con distintas herramientas. Siempre arranco con un lápiz pero muchas veces paso a probar con marcadores, plumones, acuarelas, etc. A veces los resultados sorprenden muchísimo. Una vez que tengo varias hojas de pruebas hechas paso mis preferidas a la compu para digitalizarlas.
La combinación de estas acciones me permite inspirarme y tener un foco claro antes de sentarme a diseñar. Por lo general, en cada proceso que arranco suelo actividades en el mismo orden que te acabo de describir. Pero vos te invito a que vayas probando la que más te llame la atención.

¿Ya probaste alguna? ¿Cuál te llama más la atención?

¡Contame en los comentarios!

5 razones por las que el color de tu marca no está funcionando

5 razones por las que el color de tu marca no está funcionando

¡Hola! ¿Ya te cansaste de pelear con los colores de tu marca y no sabés qué hacer? ¿Sentís que la paleta que elegiste te está jugando en contra? Capaz estás cometiendo alguno de estos errores sin saberlos. Mirá:

No tiene el suficiente contraste

Uno de los errores más comunes es armar paletas que no tengan el suficiente contraste. Capaz utilizamos colores que juntos generan un juego vibrante y molesto para la vista o colores que funcionan bien por separado pero al unirlos la legibilidad se complica. Veamos algunos ejemplos:

OPCIÓN MUY VIBRANTE

resulta molesto a la vista

POCO CONTRASTE

Cuesta mucho leerlo

Para que esto no suceda, la ideal es hacer varias pruebas de nuestros títulos y textos combinando los distintos colores de nuestra paleta para ver cuál es su límite de legibilidad.

La sensación que genera ese color no se condice con lo que estás comunicando

La elección del color no tiene que estar puesta tanto en el rubro al que te dedicás, si no al sentimiento que querés despertar en el otro. Es decir, el color debe ser un refuerzo a tu mensaje. Hace poco, en un workshop, surgió este ejemplo:

Supongamos que tengo un negocio de nutrición. El verde para este rubro es un color que se usa mucho porque refiere a lo saludable y al cuidado de la alimentación. Si nos ponemos a pensar, la mayoría de los negocios en ese rubro usan el mismo color. Ahora ¿qué pasa si yo quiero comunicar otra cosa?

Supongamos que yo quisiera enseñarles a mis seguidores que comenzar una dieta saludable el lunes a la mañana no es tan dificil. Mi mensaje principal no sería solo hablar sobre comida saludable si no que mi objetivo sería mostrar que hacer una dieta de estas características, no solo le haría bien a su cuerpo si no que también puede ser divertido y sencillo. Con ese mensaje, podría usar una paleta naranja o amarilla, que transmita una sensación de energía y alegría por emprender algo nuevo. De esta manera, me despego de los otros emprendimientos del mismo rubro y mi comunicación toma más fuerza.

Entonces, lo que deberías hacer es pensar en el mensaje principal que querés comunicarle a tu audiencia. Los colores que estás usando, ¿hacen referencia a ese mensaje o a tu rubro?

Tu paleta puede que sea demasiado amplia

El color es el elemento más pregnante de nuestra comunicación. Es lo que la persona va a recordar más facilmente cuando no esté en presencia de nuestra marca. Entonces, si en nuestra paleta elegimos muchos colores diferentes corremos el riesgo de que no tenga la suficiente constancia para que tu público la reconozca como parte de la misma marca.

Al tener muchos colores a los que prestar atención, al cerebro le cuesta más trabajo retenerlos. Entonces, a la hora de tener que recordarlos, el cliente se va a encontrar con una nebulosa y no va a poder identificar correctamente la marca. Por eso, lo ideal es tener unos 5-6 colores como mucho en nuestra paleta.

No tenés una constancia en el tiempo

Si estás cambiando continuamente los colores, tu público nunca va a poder asentar tu marca en sus cabezas. Esto incluye a siempre utilizar el mismo código de color una vez que tengas tu paleta definida. No vale utilizar un color parecido o seleccionarlos a ojo. Si no usamos siempre los mismos colores, la marca se puede ir modificando en el tiempo. El problema aparece cuando nos encontremos con que se modificó tanto que ya no comunica lo que queríamos. Por eso, es importante contar con un manual de marca cuando definimos la identidad de nuestro negocio. En ese manual, deberíamos tener los códigos de color oficiales para utilizar y respetarlos siempre para que tomen fuerza.

¿Estas confusiones te suenan? ¿Querés armar tu propia paleta pero no sabés por donde arrancar?  ¡No te preocupes! ¡Armé un mini curso especial para vos! 

Aprendé a crear tu paleta en 3 días. 

Es gratuito y te llega directo a tu email. Para eso, registrate acá abajo:

Ahora, contame.. ¿Cuál es tu mayor dificultad a la hora de elegir los colores de tu marca?

Te leo en los comentarios para resolver todas tus dudas!

3 decisiones claves para el diseño de tu marca

3 decisiones claves para el diseño de tu marca

– Y no, no se pueden basar en tus gustos personales –

 

La imagen de marca es uno de los pilares fundamentales para que tus clientes comiencen a reconocerte y tenerte presente en sus mentes. No solo eso, si no que muchas veces la imagen de marca es la herramienta que pone la diferencia entre la posibilidad de aumentar tus precios considerablemente o tener que bajarlos al limite de casi no tener ganancias. Y ni hablemos de la diferencia que puede llegar a marcar frente a un competidor. Todos estos temas son a considerar para cualquier negocio que quiera mantenerse y progresar en el tiempo. Por eso, la creación de una buena imagen de marca es parada obligatoria en las tareas de un emprendimiento.

Ahora bien, crear una buena imagen no es tarea sencilla. Se deben tomar en cuenta muchos factores y decisiones en función de tu público objetivo y tu cliente ideal. Ninguna de estas elecciones puede estar basada en tu gusto personal. Por eso, acá te voy a presentar las elecciones principales que debés conocer a la hora de crear tu propia marca.

Color

El color es el elemento más pregnante de todas las decisiones que puedas tomar en referencia al diseño. Normalmente cuando la gente intenta recordar una marca puede no estar seguro de la forma del logo o la elección tipográfica pero probablemente puedan identificar los colores. Te voy a dar un ejemplo, si yo en este momento te nombro “Coca Cola”, capaz no sabés decirme cuantos firuletes tiene su tipografía pero sí cómo es el rojo que lo representa.

Entonces, dicho esto, podemos asegurar que el color no es algo que podamos dejar al azar. Tampoco es algo que podamos basar en nuestro gusto personal. ¿Por qué? Porque cada color genera una sensación que se transmite e impacta en el espectador (en este caso, nuestro posible cliente). Entonces mientras que un rojo como el de Coca Cola es vibrante y da sensación de energía, un rojo desaturado como el de Pinterest, me da una sensación más relajada como para quedarme scrolleando todo el día en mi casa.

Entonces, cuando elijamos la paleta cromática para nuestro emprendimiento es importante conocer dos cosas:
9
¿Qué queremos comunicar? ¿Para qué publico?
9
¿Qué comunican los colores que seleccioné? ¿Se adecúan al estilo de vida de mi cliente y a la personalidad de mi marca? ¿Lo que comunica ese color, es lo mismo que quiero comunicar yo?

Tipografía

Así como el color es lo más pregnante, la tipografía es lo primero en lo que la persona va a centrar su ojo. Las personas tendemos a tratar de leer todo lo que se nos cruce. Por más que la palabra esté en un idioma que no conocemos o esté tan deteriorado que sea practicamente ilejible, de una manera casi instintiva nuestro ojo va a intentar leerlo. Por eso, este es otro punto fundamental que no puede ser dejado al azar.

Así como el color genera sensaciones, la tipografía también. El mundo de las tipografías es enorme y no llegaríamos a verlo completo en esta nota. Por eso, te voy a pasar algunos tips prácticos para que comiences a utilizarlos en tu emprendimiento.

9

No usar muchas tipografías diferentes a la vez.

Al tener muchos estilos diferentes, el ojo los toma como estímulos a los que debe prestar atención. El problema surge si tenemos en cuenta que solo somos capaces de atender a una cosa a la vez. Por lo tanto, si hay muchos mensajes y encima con distintas tipografías, nuestro cerebro se confunde y no recuerda ninguno con fuerza. Nuestro mensaje se diluye y el cliente no lo recordará.
9

Mantener una jerarquía de lectura.

Es decir, para que una pieza se entienda correctamente es necesario que visualmente se puedan reconocer jerarquías. El título debería ser más grande que el texto y debería estar antes del mismo. Las bajadas o párrafos de legales deberían ser mucho más chicos aún que el texto principal. Los datos de contacto, redes sociales y logo no deben interferir con la idea principal que querés comunicar. El texto debe estar ordenado. Si ponemos párrafos separados o interrumpidos por imágenes, el mensaje no se entiende correctamente.
9

Jugar con las variables.

Las variables tipográficas son por ejemplo el cambio entre el texto común cuando escribimos en word (regular), poner ese texto en negrita (bold) o pasarlo a cursiva (itálica). Las buenas tipografías vienen con muchas variables diferentes. Explotarlas es un buen recurso para que nuestra comunicación no se vuelva aburrida. No solo esto, si no que si utilizamos bien estas variables, podemos hacer que nuestro texto sea más recordable por el lector. Es decir, si nosotros resaltamos las frases o palabras claves en nuestro texto, es probable que la mente de nuestro cliente las capte más rápido y las retenga con más facilidad.

Para que se entienda mejor, te paso un ejemplo de un afiche que no supo cumplir con estos tips:

(Antes de seguir, me disculpo si hiero la sensibilidad del autor de esta pieza. Solo quiero mostrarlo como ejemplo.)

Este afiche es super confuso para una persona que recién lo ve. Tiene demasiadas tipografías y variables diferentes, cambia de color continuamente, no tiene estructura, las jerarquías de lectura no están claras, entre muchas correcciones más.

Lo peor, es que veo afiches de este estilo todo el tiempo. Si vos armás una pieza sin tener en cuenta estas cosas, lo más probable es que tu posible cliente lo vea y siga de largo sin leerlo. Mucho más si tenemos en cuenta la velocidad con la que consumimos información hoy en día. Un afiche que cuesta tanto leer, no vale la pena gastar tiempo en él.

Ni hablemos que un diseño de estas características, no se ve profesional. Lo primero que van a recibir los espectadores es que tu producto es de baja calidad.

Entonces si querés comunicar correctamente a tus clientes y que te recuerden, debés tener en cuenta el uso de las tipografías. Son fundamentales para que tu mensaje llegue con éxito.

Climas

El tercer punto es el estilo de tu emprendimiento. Para esto, es necesario tener bien en claro cuál es la personalidad de tu marca. ¿Es relajada o seria?, ¿Es vintage o moderna?, ¿Se dirige a adolescentes o a adultos? Imaginate a tu marca cómo si fuera una persona. ¿Cómo es? Qué le gusta? ¿Qué hace? ¿Cómo habla?

Todas estas preguntas te van ayudar a reconocer el estilo que querés darle a tu imagen. A partir de ahí, tenés que empezar a ver que recursos le quedan mejor. Capaz si tenemos una marca vintage, utilizar fotografias con filtros podría funcionar. Si queremos algo más moderno, podríamos utilizar vectores (íconos o imágenes que se crean por computadora. No son fotografías).

La clave está en buscar mucho. Investigá otras marcas que te gusten y transmitan un mensaje similar al tuyo. ¿Qué utilizan? ¿Fotos, vectores, tramas?

Cuando decidás que recurso querés aplicar a tu negocio, seguí investigando. Supongamos que elegí la fotografía, ¿Qué estilo me gusta le queda mejor a la personalidad de mi marca? ¿Fotografías en blanco y negro?, ¿Fotos de paisajes, de cosas, de personas?, ¿Que transmitan tranquilidad o que sean más dinámicas?

Acá te muestro dos negocios que se dedican a lo mismo pero su diseño demuestra que tienen una personalidad totalmente diferente:

Si vemos en detalle podemos comparar ambas marcas y notar cómo ambas muestran su personalidad de una manera alegre pero la segunda es mucho más enérgica (pareciera que apunta a un público más infantil) que la primera (que podría apuntar a un público joven-adulto). A su vez, la primera optó por mostrar su imagen aplicando tramas y la segunda mediante fotografías e ilustraciones. Todas estas decisiones, aunque parezcan detalles son las que forman la identidad de tu marca y transmiten un mensaje directo a tu público objetivo. Por eso, no lo podemos dejar al azar ni basarnos en nuestros gustos personales.

¿Querés saber más?

Hace unos meses con Ana de El Nido Creativo dimos un webinar para profundizar en los aspectos de la imagen de marca y cómo utilizar las redes sociales a tu favor para potenciar tu comunicación. El webinar fue en vivo y hubo muchísimas preguntas interesantes. Así que si te interesa, te invito a verlo. Dejame tu mail así te lo puedo enviar ahora mismo.