Ecobranding: Qué es y por qué deberías aplicarlo a tu marca

Por suerte, o mejor dicho, gracias al trabajo y la difusión de muchas personas, la importancia sobre el cuidado del medio ambiente es cada vez más evidente. Los recursos del planeta son limitados y ser conscientes de su cuidado es responsabilidad de todos. Y esto incluye a las marcas.

Por eso, está surgiendo una nueva tendencia en el diseño que pone el foco en analizar y reducir los recursos que consume un negocio cada vez que quiere promocionarse: el ecobranding. Esta nueva corriente fue iniciada por el diseñador Sylvain Boyer y su enfoque principal se basa en el impacto que puede tener la reproducción masiva de los logos.


Si bien podríamos creer que imprimir nuestro logo una vez no genera grandes diferencias, al hacerlo masivo puede tener impactos sorprendentes y completamente evitables para el planeta.

Si no, pensemos únicamente en la cantidad de tinta y soportes que debe gastar Coca Cola cada vez que imprime su logo en las botellas. Ni hablar si consideramos todas sus campañas de marketing: ¿En cuántos millones de folletos, tarjetas, publicidades en revistas, carteles en la vía pública, stickers, remeras y un sin fin de etcéteras habrá dejado su marca, Coca Cola hasta el momento?. ¿Cuántos recursos se podrían haber ahorrado si desde un principio hubieran tenido un logo – y una apertura de marca completa si vamos al caso – pensados exclusivamente para evitar el mayor impacto ambiental posible?

Bajo este pensamiento, Sylvain comenzó un proyecto para probar cómo se verían las grandes marcas si optimizaran sus diseños apuntando a reducir la mayor cantidad de tinta posible y sin perder el reconocimiento de sus logos. Acá van algunos ejemplos:

Ecobranding: Rediseño del logo famosos

Ahora bien aunque no todos los negocios aspiran a tener la producción masiva de Coca Cola, aún así, tener en cuenta un diseño más sustentable puede significar tres grandes beneficios:

  • Ahorro económico:

    Reducir el consumo de tinta y elegir el soporte conscientemente, puede representar un ahorro significativo. Solo es cuestión de ver los porcentajes probados en los logos de Boyer e imaginar que pasaría si eso se expandiera al resto del diseño de la marca.

  • Valor estético:

    Si vemos los ejemplos de Sylvain, es evidente que el hecho de tener un diseño más sustentable no quiere decir que perdamos en atractivo visual. Es más, algunos de los diseños nuevos me parecen mucho más interesantes que sus versiones originales. (Cof cof, teléfono para Fedex).

    Si no, mirá este otro ejemplo.

Citeo es una marca que decidió renovarse en pos de tener una estética más sustentable y decidió ir por un ecobranding. A mi parecer el rediseño, ¡le vino genial! No solo tiene un mejor reconocimiento de marca si no que el logo quedó más elegante y original que el anterior. ¿No te parece?

  • Respiro para el planeta:

    Claramente este es un beneficio que no se puede obviar. Si podemos aportar nuestro granito de arena para hacer un mundo más respetuoso, ¿por qué no hacerlo, no? Además, no olvidemos que este es un valor muy apreciado por los consumidores. Las marcas que no tengan en cuenta la sustentabilidad, inevitablemente, están destinadas a morir.

Ahora, me encantaría saber tu opinión…

¿Te parece importante que las marcas comiencen a tener en cuenta el ecobranding? ¿Te gustaría tener un logo que aplique estos conceptos?