¡Buen día a todos! Hoy voy a retomar el tema de las redes sociales que les tenía prometido desde hace un tiempito en “5 consejos para un emprendimiento que recién comienza”En esa nota, les comentaba que uno de los errores más frecuentes que me suceden con mis clientes es que sienten que deben estar en todas las redes sociales.  Y cuando les pregunto ¿por qué? La respuesta suele ser: “No sé, porque dicen que hay que estar”. Mi consejo ante esta situación siempre es que estar por estar sin una justificación no sirve. Creanme, no sirve para nada. 

Las redes sociales son más complejas de lo que se cree. Mucho más cuando se trata de la comunicación de un negocio. Cada red social tiene su propósito. No funcionan todas de la misma manera y por lo tanto la comunicación no puede ser igual en todas. Por eso, es muy importante saber diferenciarlas y para que sirve cada una. Vamos a verlas:

Facebook

Se sabe que Facebook es una de las redes sociales con más alcance y potencial actualmente. Por eso, se tiende a utilizarla para todo y su propósito principal queda desdibujado. Ya hablé en otras oportunidades sobre la creencia de que Facebook sirve para vender cuando en realidad ese no es su propósito. ¿Se puede vender por Facebook? Sí. ¿Es su función principal? No.

La ventaja principal en Facebook, es la de fidelizar con el cliente. Es la de hacerse amigo, hacerse cercano al cliente. La gente cuando entra en Facebook no quiere que mil personas intenten venderle algo que no busca. Si no que su idea es la distenderse un rato entre tarea y tarea en su rutina. Buscan relajarse, ver contenido interesante y que los divierta. Por eso, es la oportunidad ideal para hacer que tu marca se conozca de forma positiva y genere un vínculo con tu cliente. Dales información que les sea útil. Siempre pensá en lo que tu cliente necesita más que en lo que querés vender. Por que generar lazos positivos a la larga es mucho más beneficioso para tu marca.

Para mí, esta es la red social base y es muy importante conocerla a fondo para que dé frutos. Por eso, si te interesa, te dejo dos artículos donde explico mejor como fidelizar en Facebook con tus clientes:

 

Twitter

Twitter es una red social inmediata. Para que realmente funcione es necesario tener mucha actividad. Se dice que se debe postear un promedio de 8 veces al día. Y si de crear contenido se trata, ¡8 veces al día es un montón! Se debe estar muy al pendiente de los Trendings del día para poder sumarse a las conversaciones actuales y cuando sos un emprendedor con mil tareas diarias por hacer, esto se torna realmente difícil.

Twitter es una red para información. Sirve para periodistas, artistas, bloggeros, etc. Para gente que puede estar actualizandola con novedades frescas constantemente. Gente que cuenta con productos o servicios que se prestan para crear mucho contenido nuevo constantemente. Yo recomiendo que si no podés seguirle el ritmo, es mejor no tenerla.

 

Instagram

La función de Instagram, igual que Facebook, no es la de vender. Si no la de contar historias. Instagram es tu detrás de escena. Si Facebook sirve para enfocarse en tu cliente y lo qué el necesita, Instagram sirve para hablar de tu marca y contar su historia. Es la herramienta ideal para hablar sobre el proceso de tus productos y todo lo que pasa detrás de escena. Es útil para mostrar todo el esfuerzo y amor que ponés en tu emprendimiento. Es una red casi sentimental. Habla de los valores y virtudes de las marcas y muestra todo el poder que tiene. Es genial para mostrar los avances que vas logrando y hacer participes a tus clientes de ese proceso.

 

Linkedin

Linkedin es una red muy especial que muy pocos saben para que sirve. Todo el mundo la utiliza como un CV digital y la realidad es que es una red social pensada para profesionales. El objetivo de esta red es hacer contactos. Sirve para posicionarte como referente y experto en un tema. Sirve mucho si lo que vendés son servicios, por ejemplo. Lo importante para que esta red social funcione es estar presente, participar en grupos de interés común y generar contenidos que te muestren como un conocedor de tu sector. No es de mis preferidas pero si se la conoce bien y se le saca provecho puede ser una opción con mucho potencial.

 

Lo más importante para que estas redes sociales funcionen y den frutos en tu negocio, es tenerlas actualizadas. Si no tenés tiempo de actualizarlas regularmente, es mejor que no las tengas. Porque una red social que no se actualiza, está muerta y esto se traspasa inmediatamente a la imagen de tu negocio. Es preferible estar en una o dos que podés controlar a estar en todas y no poder mantenerlas.

Mi recomendación, es crear un calendario y organizar todos los posteos que vas a hacer durante el mes. Tomate un día para planificarlo y crear contenido de calidad teniendo en cuenta el propósito de cada red. De esta manera, podés programar tu contenido para que se publiquen automáticamente y ya no vas a tener que estar pendiente de crear contenido a última hora para todas tus redes sociales. Te ahorras el estrés de estar corriendo a último momento y te evitas que tu comunicación pueda verse desorganizada y desprolija.

 

Espero que este artículo te ayude a identificar la comunicación correcta para cada una de tus redes sociales y puedas sacarle el máximo provecho.

¡Contame en los comentarios qué te pareció!