La semana pasada estuvimos hablando del poder que tiene la imagen de marca para ayudar a potenciar y posicionar tu emprendimiento. Vimos que si contamos con una buena imagen de marca, es mucho más facil llamar la atención de nuestro cliente y conseguir su confianza para generar nuestra primera venta.

Si te lo perdiste, podés ponerte al día leyendo:

► “¿Por qué la imagen de marca es vital en un emprendimiento?“ ◄

Hoy quiero que charlemos sobre un complemento que le viene perfecto a la imagen de marca de nuestro negocio: la imagen de marca personal. Veamos cómo funciona con un ejemplo:

Supongamos que existen dos emprendimientos de tortas: “La pastelería S.A.” y “La pastelería de Melina”. Ambas marcas producen tortas y postres para chuparse los dedos. Las dos promocionan sus productos con anuncios resaltando la calidad y el sabor. Pero Melina, además, promociona tus productos mediante su marca personal. Usa sus redes sociales, su blog, arma videos donde te da consejos de cocina y demuestra su pasión por la pastelería a los cuatro vientos. Suele contar historias de cómo se enamoró de su profesión, donde estudió y las pruebas y errores que pasó en su camino. Gracias a esto, Melina tiene más éxito que su competencia “La pastelería S.A.”

Veamos por qué:

  • Por un lado, Melina le está poniendo una cara visible a su emprendimiento. Mientras que la imagen de “Pastelería S.A.” es más fría y corporativa. Actualmente, estamos en una era de comunicación, donde la gente busca conectarse con personas iguales a ellos. Por eso, Melina al mostrarse, la gente la siente más cercana y le toma confianza. Y a la hora de comprar, siempre preferimos comprarle a un conocido que a alguien que nunca tuvimos un contacto cercano. De esta manera, Melina le saca ventaja a tu competencia.
  • Por otro lado, al mostrarse y dar a conocer su experiencia, Melina se posiciona como referente. Está demostrando que conoce sobre el tema, que investiga, se mueve y trata de mejorar cada día. De esta manera, también logra adelantarse a su competencia. “La pastelería S.A.” si solo cuenta con un sitio web informativo donde figura una breve historia de la empresa pero no se actualiza ni genera contenido alternativo, no logra generar el mismo vinculo que Melina. Entonces, a pesar de que “La pastelería S.A.” haya sido creada hace 50 años, Melina logra transmitir una imagen referencial y de conocimiento más fuerte que la de la empresa.

En conclusión, Melina con su imagen de marca personal logra conectarse emocionalmente con su público y estos confían más en su negocio. Esto sucede por que a la mayoría de las personas nos resulta más sencillo conectarnos con otra persona que con un producto. Es más sencillo generar emociones y sensaciones entre persona/persona que entre persona/producto.

Por eso, implementar una marca personal puede ser una estrategia inteligente para aplicar en nuestro negocio. Es como una herramienta que complementa y le hace palanca la imagen de marca de nuestro emprendimiento. Esto se debe a que si la gente confía en nosotros, nos admira y respeta nuestra opinión, probablemente traspase esos sentimientos positivos a nuestro negocio.

¿Cómo generar contenido en mi marca personal?

El secreto acá, está en no solo hablar de nuestro negocio si no de temas adyacentes. Temas que estén relacionados con nuestro producto pero que no lo promocionen. Seguramente tenés conocimientos en áreas similares a tu rubro en las que tu público está interesado. Analizar los contenidos y los temas que a nuestro público le interesa es de vital importancia acá porque te ayudará a llegar a personas que normalmente no te conocería ni a vos ni a tu producto.

Veamos un ejemplo. Supongamos que vendo ropa para practicar yoga. Una manera de atraer a mi público sin nombrar mis productos es hablando de temas relacionados con la vida del yoga. Muy probablemente, la gente que hace este tipo de ejercicio esté interesada en comida saludable, a lo mejor vegetariana o vegana. Seguramente tambien les interese conocer qué son los mantras y cuáles pueden escuchar para relajarse. O capaz, que beneficios fisicos les genera cada postura de yoga. De esta manera, nos metemos en temas adyacentes que a la gente que practica yoga le interesa. Pero como vemos estos temas no tienen nada que ver con venderles nuestro producto si no con generar un lazo.

El primer paso para tener una marca personal es tener una opinión y estar dispuesto a compartirla.

Quizás te parece ridículo estar hablando de temas que no tienen que ver con tu negocio pero es muy probable que la gente que hace yoga busque sobre esos temas, encuentre tu opinión, quiera saber que más pensás y termine en tu sitio web. Y una vez que entra en tu sitio, comience a chusmear tus productos y se interese por ver que tipo de ropa le podes ofrecer para su ejercicio. De esta manera, lográs que conozcan tu marca sin ser invasivo. Además, llegás a un público que capaz no hubiera buscado nunca sobre ropa de yoga. Pero como le ofreciste una receta que lo ayuda con su ejercicio te tiene en cuenta y cuando necesite ropa de yoga ya sabrá a donde ir primero. De esta manera, generás una interacción positiva con tu público y creas lazos a largo plazo.

¿Qué tengo que tener en cuenta para comenzar mi marca personal?

Igual que cómo hiciste en tu negocio, es necesario que investigues qué tiene de especial tu marca personal y cuál será tu público objetivo. No es necesario que el público sea el mismo de tu emprendimiento, solo que estén relacionados.

Una vez que tengas tu público, es necesario definir con tipo de voz te vas a dirigir a ellos para conseguir su atención. ¿Será de manera formal o informal?

Después podemos hacer una lista de temas que se sientan relacionados y de los que yo tengo dominio para empezar a hablar.

¿En qué formato los daré a conocer? ¿Tendré un blog, utilizaré las redes sociales, haré videos?

En resumen… para crear mi marca personal necesito…

  • Encontrar el tema en el que voy a especializarme
  • Saber cuál es mi público objetivo
  • Conocer los temas que a mi audiencia le interesan y no están exclusivamente relacionados con mi producto
  • Saber qué beneficio conseguirá la gente siguiendo mis consejos
  • Seleccionar las plataformas y redes sociales donde exponerme.

Tener una imagen de marca personal, es una gran herramienta para potenciar tu negocio. Te ayuda a posicionarte mejor dentro de tu público objetivo. Además, al ser algo tan personal, es más facil comunicarlo ya que solo es necesario ser uno mismo.